Arquitectura Efémera

Arquitectura Efémera
VARIOS
Ramas del conocimiento:
ARTES
Centros:
EASD MESTRE MATEO (PÚBLICO) SANTIAGO DE COMPOSTELA.

Hace unos pocos años nadie sabía qué era una pop-up store, pero ahora ya se esperan con naturalidad, especialmente en Navidad. Esta tendencia anglosajona es una declaración de intenciones: lo bueno si breve, dos veces bueno.

Lo efímero es entonces una virtud. Uno puede ser más libre y creativo porque no va a dar pie al hartazgo, y además para que algo breve perdure en la memoria tiene que resultar diferente. ¿Cómo se crean estos espacios? ¿Cuál es el punto de partida y sus objetivos? El especialista que se enfrente a este reto debe entender el valor de la arquitectura, y aunarlo con el entorno para, a partir del dominio de volúmenes, colores y tecnología, poder desarrollar una idea, bien propia, bien de un encargo, sobre algo construido para ser breve.

En el pasado se usaban para conmemorar alguna fiesta o como una puesta en escena para, por ejemplo, la bienvenida de una celebridad. Hoy tienen otro valor. En la actualidad, este tipo de escenografías se repiten en recintos feriales, zonas de exposición de centros comerciales, museos, centros artísticos, quioscos, carpas, construcciones desmontables, señalizaciones… No cabe duda de que es una revisión sofisticada de lo desmontable, un campo acorde con el bum de la imagen y el impacto audiovisual.

En Galicia esta formación se da en Santiago, donde cada año empiezan la titulación unas veinte personas, en su mayoría procedentes del bachillerato de Artes (que entran de forma automática, como se explica en la página 97). Estos estudios, de carácter práctico, exigen la asistencia los talleres, y las faltas, justificadas o no, no pueden superar el 10 % de las horas.