Ciencias do Mar

Ciencias do Mar
GRADO
Ramas del conocimiento:
CIENCIAS
Campus:
UVIGO VIGO. Nota junio: 6.58
Ponderaciones:
Bioloxía 0,2
Física 0,2
Matemáticas II 0,2
Química 0,2
Xeoloxía 0,2

La pesca representa el 2 % del PIB de Galicia, pero en las zonas costeras, que son las más pobladas, supone más del 10 % de su economía. Y en el conjunto de España Galicia tiene más de la mitad de los empleos del mundo pesquero (sin incluir la acuicultura). Son 24.000 empleos directos y se calcula que unos 100.000 indirectos.

Pero el mar es mucho más que pesca para Galicia. También es fuente de riqueza turística y hasta de investigación. De ahí que estos estudios, que solo los hay en Vigo, tengan una demanda muy estable a través de los años.

Ciencias do Mar comprende el estudio transversal de todo lo que se oculta en las aguas saladas: aspectos biológicos, oceanográficos, meteorológicos y ecológicos. Por eso los titulados dedican su primer año a obtener una base fundamentada en física, biología y química, pero también en matemáticas o geología.

Consultores, en auge

Estos conocimientos son necesarios para seguir avanzando en el dominio del mundo marino. Así, el titulado podrá trabajar en sectores vinculados a la pesca de bajura y altura, a la gestión de los recursos marinos, pero también podrá intervenir en el deterioro ambiental y del ecosistema oceánico. El perfil profesional de consultor medioamiental de empresas marítimas y costeras, por ejemplo, va ganando peso entre los titulados, igual que el de analista de la contaminación marina o gestor de los recursos. El control de la contaminación marina y del litoral es otra de las opciones tras el grado, que obviamente deriva muchas veces en investigación o docencia.

Hay que tener en cuenta que cada vez es más frecuente que haya una transferencia de datos y tecnología entre las investigaciones y la industria, porque la extracción de recursos se está replanteando para poder hacerse sostenible, y para eso hay que modelizar los entornos (marinos en este caso) y vigilar su evolución para evitar esquilmar las fuentes de riqueza que sostienen la economía local.

Vigo y A Coruña: centros de referencia

Desde hace más de un siglo España cuenta con un centro de investigación dedicado exclusivamente a los mares: el Instituto Español de Oceanografía (IEO), que en Galicia tiene dos centros, siendo la única comunidad junto a Andalucía que dispone de una red semejante. Además, en Vigo está una de las cuatro plantas de experimentación en cultivos marinos que tiene el Instituto.

El IEO depende del Ministerio de Ciencia y su función es de investigación científica y de asesoramiento técnico y respaldo al Gobierno. Funcionalmente se divide en tres áreas, dedicadas a los recursos pesqueros, la acuicultura y la conservación del medio marino. Dispone de 65 millones de euros de gasto anual, que tiene que repartir entre una plantilla de 700 personas en nueve centros y en la gestión de cinco buques de investigación oceanográfica.

La crisis económica ha afectado especialmente a este instituto, y de hecho más de 300 de sus trabajadores firmaron el año pasado un manifiesto denunciando la parálisis en la que el instituto se ha ido sumiendo desde el año 2010.