Educación Social

Educación Social
GRADO
Ramas del conocimiento:
CIENCIAS SOCIALES
Campus:
UDC CORUÑA. Nota junio: 7
USC SANTIAGO. Nota junio: 7.58
UVIGO OURENSE. Nota junio: 5.65
UNED.
Ponderaciones:
2ª Lingua Estranxeira II 0,2
Bioloxía 0,2
Fundamentos Arte II 0,2
Historia da Arte 0,2
Historia da Filosofía 0,2
Matemáticas II 0,2
Matemáticas Aplicadas II 0,2
Xeografía 0,2
Grego II 0,1
Latín II 0,1

¿Qué hace un educador social? Muchas personas se hacen esta pregunta cuando se leen el título de grado, que en Galicia se ofrece en las tres universidades (A Coruña, Ourense y Santiago)  y por la UNED. Un educador social se dedica a educar a la comunidad (bien en ayuntamientos o asociaciones de diferente tipo) sobre todo en asuntos de inclusión y diversidad; pero también puede diseñar programas de ocio, animación y gestión sociocultural, tanto para jóvenes como para adultos o personas mayores. Detrás de los proyectos de ocio existosos hay educadores sociales que analizan qué necesita una comunidad y busca la manera de proporcionárselo.

Además, pueden tener un papel relevante en momentos puntuales: ante situaciones críticas (el accidente de Angrois o, de forma más local, el asesinato de Diana Quer), una sociedad puede quedar muy afectada, traumatizada de hecho, y son los psicólogos, trabajadores sociales y educadores sociales los que pueden echar una mano para que se viva un proceso de aceptación y superación de lo ocurrido de la manera más equilibrada posible. El acompañamiento a la sociedad en estos casos tan dolorosos tiene grandes ventajas, aunque inicialmente no se vean.

Los educadores sociales ganan protagonismo en el entornos más avanzados, y en España la crisis supuso un parón en la implementación de estos servicios. En otros países de Europa, los colegios e institutos tienen esta figura, que por ejemplo promueve en las aulas la igualdad de oportunidades de los colectivos en riesgo o minoritarios, el feminismo (que es la igualdad entre hombres y mujeres), los comportamientos de respeto al medio ambiente o la asunción de valores cívicos. De este modo, no son los profesores los que tienen que encargarse de fomentar estas actitudes -aunque sí lo hagan de forma transversal- sino que hay un proyecto de centro en ese sentido. En Galicia la figura no está recogida en los programas educativos a pesar de los esfuerzos de distintos colectivos, como el colegio profesional (Ceesg).