Enxeñaría Biomédica

Enxeñaría Biomédica
GRADO
Ramas del conocimiento:
CIENCIAS
Campus:
UVIGO VIGO. Nota junio: 10.41
Ponderaciones:
Bioloxía 0,2
Debuxo Técnico II 0,2
Física 0,2
Matemáticas II 0,2
Química 0,2
Economía da Empresa 0,1

Si hubiese que resumir el título de Enxeñaría Biomédica se podría decir que es la cara física de la biotecnología, un espacio donde se mezclan electrónica, computación y biología para buscar soluciones a problemas médicos. Las personas con esta titulación diseñan los nuevos implantes, las válvulas de última generación, los algoritmos que determinan cuándo tiene que funcionar un marcapasos, y el propio marcapasos; los nuevos escáneres o el robot Da Vinci. Antes de que se ofreciese esta carrera, lo habitual era que un ingeniero acabase en el sector sanitario por vocación o casualidad.
La titulación tiene una enorme carga de ingeniería, que es su esencia, pero los estudiantes también deben conocer un mínimo de bioquímica, fisiología o genética para entender y trabajar con los biólogos en el desarrollo de productos y programas específicos.

En España hay 4.000 empresas del sector que facturan 53.000 millones de euros, y que no han dejado de crecer en volumen de negocio o número de empleos ni siquiera durante la crisis. Y como dato curioso, en el ránking de The New York Times sobre los diez mejores trabajos, el de ingeniero biomédico está de número uno, con un salario medio en Estados Unidos de 103.000 dólares anuales.

La parte complicada es que la carrera resulta muy exigente, como no podía ser de otra manera al mezclar ingeniería y medicina: en formación básica, 21 créditos son de matemáticas, 12 de física, 9 de expresión gráfica, 6 de informática, 6 de química y 6 de empresa. Una vez en cuarto, el alumno puede optar por dos caminos, que se denominan intensificaciones (al estilo de las antiguas especialidades): la de biotecnología, con mucha electrónica y control y señales en biomedicina; y la de biomecánica, en la que tiene más peso la implantología, la mecánica y los biomateriales.