Tecnoloxías da Enxeñaría Civil

Tecnoloxías da Enxeñaría Civil
GRADO
Ramas del conocimiento:
CIENCIAS
Campus:
UDC CORUÑA.
Ponderaciones:
Debuxo Técnico II 0,2
Deseño 0,2
Física 0,2
Matemáticas II 0,2
Xeoloxía 0,2
Economía da Empresa 0,1
Química 0,1

Es una carrera que vuelve a generar empleo, tanto que cada año desde la escuela coruñesa, la única del sistema universitario gallego que ofrece el máster habilitante, tienen que decir a las empresas que no hay más candidatos. Lo sueldos no son los que tenían antes de la crisis, pero la recuperación económica en el sector es palpable desde los despachos de la primera planta de la escuela: el paro, que llegó a estar en el 17 %, se limita ahora a una cifra, residual y estructural, de menos del 5 %.

Con el espacio Bolonia se cambió la organización de la carrera y también se renombraron los títulos, complicando un poco —sobre todo a los mayores— la identificación de los estudios. El grado se llama ahora Tecnoloxía da Enxeñaría Civil, es de cuatro años y cuando se termina hay que seguir al máster habilitante de Enxeñaría de Camiños, Canais e Portos (dos años) para ser ingeniero superior.

Esta ha sido desde siempre una disciplina fundamental para la sociedad, y por eso sus titulares tienen casi garantizado un buen sueldo y una carrera ascendente. Las obras que necesitan de un ingeniero de Caminos son prácticamente todas, porque es difícil afrontar hoy un proyecto civil que no exija un técnico cualificado en este campo. Si hay que asentar algo en el terreno resultan imprescindibles, y no importa que sea una línea de ferrocarril, una carretera, un puente o un parque eólico; también se encargan del agua, desde la construcción de las presas a la depuración de los desechos líquidos urbanos; de la construcción y mantenimiento de puertos, para lo que incluso tienen en la escuela de la UDC un espectacular simulador de mareas; de todo lo relativo a la logística y transporte, lo que les permite seguir una carrera hacia cualquier rama de la industria (un sector que fue el refugio de muchos titulados que se quedaron en el paro cuando la crisis cerró las empresas de obra civil); sin olvidar la consultoría de empresas.

Esta carrera no había cerrado la matrícula a 30 de julio, esto significa que podrían quedar plazas para los que pasaron la selectividad en julio, aunque no se sabrá hasta el 20 de agosto, cuando se publique la nueva lista de convocados (y última de solo los de junio).

Marina García | Estudiante

«Esta ingeniería está a diario en la vida de cualquiera»

Marina García López-Arias está estudiando el máster para ser ingeniera superior de Caminos y esta labor la compagina con un programa de promoción de su carrera en los institutos. Se llama Camiños de Futuro, lo organiza la escuela de la UDC (con financiación del Ministerio de Ciencia y la Fundación Ingeniería Civil de Galicia) y lo que hacen es dirigir experimentos con los jóvenes: hacen hormigón, conducen agua o mueven un tren. «Los estudiantes de ESO —dice Marina García— no conocen nada de esta rama de la ingeniería, a pesar de que está a diario en la vida de cualquiera. No saben si les gusta o no, por eso es tan importante este programa». Una vez empiezan la actividad, «les interesa mucho, disfrutan mucho con los talleres». Como se centran en clases de Tecnología, han detectado que en general hay menos chicas, aunque las que hay son muy proactivas. Eso también ocurre en la carrera, dice García: «Entran casi el mismo número de chicos que de chicas, pero nosotras acabamos más». En su caso, ella se decantó por Caminos tras ver la oferta de de ingenierías, porque le gustaba mucho la matemática, la física y el dibujo técnico: «Es una carrera muy versátil y amplia».