Traducción y Comunicación Intercultural

Traducción y Comunicación Intercultural
GRADO
Ramas del conocimiento:
HUMANIDADES
Escuela privada: CESUGA (A CORUÑA)
Campus:

Una cosa es conocer a fondo un idioma y otra servir como intérprete, que es la versión oral del traductor. Es cierto que los estudios de filología permiten ejercer como tal en contextos informales o no oficiales, pero dominar dos lenguas hasta el punto de reproducirlas con total fidelidad exige una técnica depurada y unas habilidades que requieren entrenamiento y guía. Eso es, en esencia, la carrera de Tradución e Interpretación que ofrece la Universidade de Vigo. Se ofrece en cuatro modalidades: Español-Inglés, Español-Francés, Galego-Inglés y Galego-Francés.

Es interesante saber en este punto que la carrera, tal y como lo explicaba recientemente el decano, Luis Alonso Bacigalupe, enseña las herramientas de la traducción y la interpretación en diferentes modalidades (combinando español y gallego con inglés y francés) que son intercambiables; sin embargo, el acceso a la modalidad español-inglés está mucho más cotizada que el resto. Así, Alonso anima a los alumnos que lo deseen y no alcance la nota necesaria para entrar en la opción de español-inglés, que prueben con otra modalidad. Hay que tener en cuenta que durante la carrera, además de los idiomas elegidos se tiene que ampliar el currículo con una tercera lengua (alemán o portugués, según sea inglés o francés la rama elegida) y siempre priorizando la práctica de uso frente al estudio teórico de la misma.No descartan en UVigo ampliar próximamente al chino la oferta de cursos, aunque en ese caso se prevé que la nota de corte para acceder a la titulación se dispararía.

De lo que se trata es de que el estudiante se desenvuelva con naturalidad en un contexto bilingüe, y para ello es obligatorio practicar constantemente. Hoy por hoy la mayoría de los alumnos conocen muy bien el inglés, entran en la facultad con un nivel altísimo y por tanto los dos primeros años, donde se incide en el estudio profundo del idioma, son bastante asequibles; es en la segunda mitad de la carrera donde se concentra el aprendizaje de las técnicas de traducción, que obviamente no son iguales en los casos oral y escrita. Por supuesto, en la escuela tienen claro que Internet y las bases de datos actuales han cambiado la forma de abordar una comunicación bilingüe.

Las salidas son obvias: desde unas oposiciones a enseñanza o a organismos internacionales a trabajar en grandes o medianas empresas que tengan relaciones constantes con países de otras lenguas o bien optar por ser autónomo. Esta posibilidad es relativamente habitual y aunque conlleva cierto grado de incertidumbre, la tendencia es que el profesional se vaya especializando en un campo (la pesca, el peritaje judicial, la industria…) y mantenga una estable cartera de clientes. «Hay mucho trabajo en Galicia», resume Bacigalupe.

El centro Cesuga (A Coruña) ofrece el grado de cuatro años por la Universidad de San Jorge con la posibilidad de que con un año más en Gran Bretaña se tiene la simultaneidad con una universidad local. Estos estudios son privados y cuestan sobre 10.000 euros el curso.